http://www.salvemosmonteferro.org
Monteferro, 1 de Maio de 2010:



Encuentro paralelo a la reunion de los ministros de pesca de la Unión Europea







Ante la reunión que mantendrán en Vigo los ministros de pesca de la UE los días 4 y 5 de mayo, los grupos integrados en la red de colectivos A RIA NON SE VENDE / GALIZA NON SE VENDE pensamos que, alte la alarmante situación actual, tenemos que hfacer visibles a la sociedad los enormes problemas y la ignorada catástrofe que los sistemas de pesca industrial están causando en los océanos, junto a la problemática situación del litoral gallego, especialmente en las rías y en el sector extractivo.



Por este grave motivo, ARNSV/GNSV organiza un encuentro paralelo a la reunión ministerial con distintos grupos ecologistas de Galicia, del resto del Estado y de las más importantes organizaciones internacionales, entre las que se cuentan Greenpeace, Ecologistas en Acción, WWF Adena, Océana, Marcha Mundial de las Mujeres, Amarante, Altermundo y otras, así como cofradías de pesca y representantes del sector marisquero local.

El encontro tendrá lugar entre el 27 de abril y el último día de la reunión ministerial, el 5 de mayo, y constará de los actos y acciones que se detallan en el programa.

Las conclusiones del encuentro serán recogidas en un Documento que será entregado a los/las participantes en la reunión ministerial

Reproducimos a continuación el documento elaborado desde A RIA NON SE VENDE para convocar a los distintos colectivos participantes en el encuentro paralelo a la reunión de los ministros de pesca de la UE en Vigo.



De la pesca artesanal a la depredación industrial del mar:
de la sustentabilidad al desequilibrio ecológico


"Coma o peixe non se vía, e daquela non había os adiantos, coma a sonda, había que ghaldear, que era machucar sardiñas podres para botalas no momento da pesca e enghardar, atraer e xuntar o peixe. Facíao un home que se separaba do barco nunha chalana hasta quedar no medio. Mentras tanto largábase en redondo. Para eso dous homes estaban en proa, para halar a pedreira e despois tirar a jareta e que entrara o peixe. En popa, dous homes halaban os corchos, que teñen que ir separadiños, e outros dous homes poñian a rede ben e recollían".

“Homes de ferro en barcos de madeira”
Esperanza Piñeiro de San Miguel
Andrés Gómez Blanco


Las gentes que viven del mar conocen de primera mano la realidad del sector pesquero. Son testigos, día a día, de las continuas agresiones al medio marino. Testigos y agentes involuntarios. Empresas y marineros tratan de mantener una actividad extractiva cada vez menos rentable y que, ante la presión del mercado capitalista, carece de regulaciones y límites racionales, lo que deriva en la sobreexplotación del mar como recurso, y en su grave degradación como ecosistema.

Desde las artes tradicionales de antaño hasta la pesca industrial de hoy, la actividad pesquera sufrió una evolución tecnológica que, asociada al actual modelo socioeconómico, tiene varios efectos perversos.

En primer lugar, una desmesurada capacidad de explotación y la correpondiente desmesura en la demanda. En segundo lugar, la concentración de los medios extractivos más potentes en las manos de las pocas empresas con capacidad económica y tecnológica precisa. En tercer lugar, el férreo control del mercado por intermediarios multinacionales.

La sobreexplotación de los caladeros está provocando un agotamiento de los recursos nunca antes conocido y sobre todo, un desequilibrio ecológico que está llevando a los ecosistemas marinos a una situación crítica. Una situación que los poderes políticos ocultan sistematicamente a la opinión pública.

Los beneficios económicos de la pesca se concemtran en las manos de unos pocos. Mientras, las gentes del mar y los trabajadores de las empresas relacionadas con la pesca tieen dificultades para sacar adelante sus modestas economías.

La desmesura de la extracción, el empleo de artes destructivas y su abandono en el mar tienen graves efectos en la pesca de altura y de bajura, en las augas oceánicas y en las augas litorales, en todo el mundo. Esto compromete gravemente la subsistencia de mucha gente, sobre todo en los países de la periferia económica (los mal llamados países pobres o tercer mundo).

En Galicia, las artes tradicionales y la pesca de bajura se enfrentan a un proceso de extinción económica y cultural, consentido o incluso planificado por los poderes públicos.

Nuestras costas ya no abastecen la demanda de los mercados propios con especies del día. Los peces y mariscos que consumimos proceden más de la importación y de los cultivos que de las aguas y areales gallegos.

Y es que, en nuestro País, a los efectos de la sobreexplotación pesquera se une la degradación ecológica del litoral provocada por la actividad humana, tanto en tierra como en el propio mar. Los asentamientos urbanos, la industria, las infraestruturas, el campo y la misma pesca son generadores de residuos y fuente de vertidos contaminantes, productos que, incontrolados y no depurados, acaban depositados o disueltos en las aguas costeras, absorbidos en los sedimentos de los fondos de las ensenadas, ensenadas e areales y finalmente, incorporados, a través de las cadenas tróficas, en los organismos de las especies marinas, incluídas aquellas de las que nos alimentamos.

A esto hay que añadir la ocupación directa del lecho marino por la desmedida proliferación de infraestruturas portuarias, lo que supone la desaparición de ecosistemas valiosos, la alteración de las corrientes y una nueva aportación de materiales contaminantes.

Hoy no podemos ver el mar como lo que era antes: un ecosistema portentoso y una fuente de recursos aparentemente inagotable. El mar está herido por la mano del hombre, por un sistema socioeconómico irracional, por la busqueda compulsiva de beneficio económico, por la inconsciencia del ser humano y por su insensibilidad hacie el medio del que procede y que soporta su misma vida..

Este mar herido precisa acciones urgentes. Es necesario detener las agresiones al medio marino, encontrar la forma de reparar los daños provocados y restaurar su equilibrio ecológico. Es necesario diseñar un nuevo rumbo, que nos permita abandonar nuestra actual condición de depredadores que compiten encarnizadamente por unos recursos limitados y que nos lleve a una coexistencia cooperativa y a un modo de vida lo más simbiótico posible con el medio del que procedemos y al que pertenecemos.

El próximo mes de Mayo se va a celebrar en Vigo una Cumbre de ministros de pesca de la Unión Europea. Su objeto es seguir tratando de elaborar y reformar el marco legal para una pesca más sostenible. Es decir: tratar de elaborar una política pesquera menos irracional. Una política que no dan acadada después de muchos intentos errados. Una política que debería tener un objetivo radical: una pesca racional y sustentable y que ya tendría que estar funcionando y dando resultados dende hace años, quizás desde los propios comienzos de la actividad pesquera a gran escala.

Pero la UE sigue dando bandazos, presionada por un mercado que busca el menor coste y el máximo beneficio sin tener en cuenta los parámetros sociales y ecológicos en sus cálculos. De esta forma, la UE propicia una actividad pesquera industrializada de comportamiento salvaje con ls propios recursos y con el medio marino.

Ante la absoluta desinformación por parte del sistema político-económico sobre la gravidad del problema, la Cumbre es una ocasión excelente para romper el silencio. Para que los movimientos sociales hagamos oír nuestra voz de alarma y denunciemos la situación. Para hacer un debate público, analizar el problema y buscar alternativas. Para concienciar a la sociedad. Para salvar el mar... y a nosotros mismos.


  1. Acercarse al mar hoy es acercarse a un medio herido por las diferentes acciones y actividades humanas que soporta en su día a día. La necesidad de un cambio en la manera de explotar los recursos es esencial para permitir la recuperación de los equilibrios ecológicos en el medio marino.

  2. La sobredimensión de las flotas y la tecnificación de las artes, unidas a causas ajenas a la propia pesca, como la artificialización del litoral y la contaminación, han causado una situación de enorme deterioro en los ecosistemas marinos. En aguas comunitarias el 88% de los caladeros están sobreexplotados y el 30% de estos por debajo del límite biológico de seguridad, lo que implica una muy difícil recuperación de los mismos.

  3. El enfoque del medio marino como un conjunto de hábitats interdependientes es preciso para un cambio de modelo de gestión de los caladeros y la integración sosteniible de las actividades pesqueras en el ecosistema. La necesidad de limitar la pesca industrial, la eliminación de las artes dañinas y la mayor regionalización de los planes de aprovechamiento para el sector de bajura, siguen siendo tareas pendientes.

  4. 2010 es el año mundial de la biodiversidad, pero de momento la contaminación sigue a envenenar el mar. Los arrecifes de coral desaparecen, miles de tiburones son capturados para exportar solamente sus aletas y cetáceos, aves y tortugas caen indiscriminadamente en las “artes” que hacen crecer emporios económicos.

  5. El 70% del pescado comercializado en la UE proviene de la importación deliberada de recursos pesqueros desde caladeros de terceros países, que las empresas aprovechan para minimizar costes en el proceso extractivo provocando una huella ecológica y social desmesurada. Esta situación evidencia la necesidad de una recuperación biológica de los caladeros, de la soberanía en el abastecemiento de los mercados y del cambio de las políticas comerciales.

  6. En la actualidad o 90% de los grandes pece desaparecieron ya de los océanos. Segun datos de la FAO en 2006 se descargaron 80 millones de toneladas de pescado. De ellas 13 millones corresponden a Europa, donde solo cinco años antes ascendieron a 15,5 millones: un descenso del 16% que muestra el rápido agotamiento de los caladeros. Entre el 10 y el 20% de las capturas nunca llegan a puerto, pues son rerechazadas y tiradas por la borda por no tener valor comercial. Las áreas marinas protegidas representan menos del 1% de los océanos, en contraposición con la situación que se da en tierra, que es de entre el 15 y el 20 %. Los científicos calculan que de no haber cambios en estos comportamientos, los recursos pesqueros del planeta estarán totalmente agotados en el año 2048.

  7. Aliviar el ecosistema marino de las presiones antrópicas y acabar con la explotación irracional supone, por principio de precaución (FAO 1995), minimizar y evitar los impactos posibles, parando las actividades en las áreas deterioradas y conservando las no dañadas para que siga siendo un mar de vida, origen y sustento de las comunidades costeras.

Salvemos Monteferro
A Ría Non se Vende
Galiza Non Se Vende



La legendaria oceanógrafa Sylvia Earle comparte impresionantes imagenes del océano -así como también impactantes resultados estadísticos de su rápido deterioro- mientras formula su deseo para el TED Prize: Que todos nos unamos en la protección del vital corazón azul del planeta.



Comentarios actuais

5 comentarios até agora (pon o teu)

Bo traballo, coma sempre. Debería ser un delito que os gobernos nos teñan enganados, cando ademáis saben perfectamente que non nos poden enganar, porque a realidade é por desgracia imparable.

Traballos como o voso, debtro de redes como ARNSV ou GNSV, non teñen precio e amosan ser tristemente a única esperanza de que poida chegar algún cambio antes de que sexa xa demasiado tarde.

Ánimo e forza.

Autor: Casildo Lamas o Luns, 3.05.10 @ 20:56pm | #94

Hay que volver a la pesca artesanal, pero OJO, no hay que fomentarla, porque entonces acabaremos con la pesca artesanal en pocos años.
Hay que preservar lugares libres de pesca, como hicieron los compañeros de Lira y mantener la flota artesanal, no aumentarla, porque estamos cerca del límite máximo de capturas que permiten los caladeros gallegos.

Un gran trabajo. Felicidades.

Autor: Josefa Costa o Luns, 10.05.10 @ 19:43pm | #95

¿Vosotros no comeis pescado no?

¡¡ Cuánta hipocresía !! Mientras decis a la gente que no pesque vais a la plaza todos los días y comprais pescado.

¿Os preocupa la pesca? Comed ensalada.

Autor: Pepe Lotas o Mércoles, 12.05.10 @ 14:52pm | #96

Pepe Lotas, no nos las toques.

Claro que comemos pescado, pero nosotros queremos seguirlo comiendo y que nuestros hijos puedan también seguirlo comiento.
Tu parece que con que haya suficiente para ti y para tu inmensa barriga, el que venga detrás que arree. ¿no es así?
Un poco de solidaridad y de sentido común te hace más falta que el pescado que comes.

Autor: José Collado o Mércoles, 19.05.10 @ 16:06pm | #97

Un excelente trabajo, aunque muy inquietante.

Felicidades

Autor: Antonio Cadaclás o Sábado, 5.02.11 @ 23:25pm | #102

Deixe o seu comentario:

Autor:

E-Mail:

URL:

Comentario:


 


Teclee estes caracteres:

 

Nota: As contas de Email non serán visibles e usaranse só para validar o seu comentario. Manteña as formas. Calqueira comentario insultante, inapropiado ou ofensivo será eliminado.

Non se permite código HTML. Os saltos de liña serán convertidos automaticamente. Por favor, utilice BBCode para formatear o seu texto.