Salvemos Monteferro
Nova 27


FARO DE VIGO
13/12/2005 | Neli Pillado / NIGRÁN


VAL MIÑOR

EL DELEGADO DE LA CONSELLERÍA ASEGURA TENER CONSTANCIA DE "CERTA PRESIÓN URBANÍSTICA NA ZONA"

Medio Rural abre una investigación en Monteferro ante una nueva tala


La comunidad de montes arrasa una parte del entorno de Serra y asegura que dispone de permisos.

La polémica urbanística de Monteferro crece cada día. Las discrepancias políticas sobre el proyecto del amplio vial de acceso a la cima y la tala ilegal de O Rapón dejan paso ahora a un nuevo conflicto. La comunidad de montes de la zona ha cortado todos los árboles de una parcela de la zona de Serra, en la parte norte del monte. Aunque el presidente de la sociedad mancomunada, Manuel Alejos, asegura que dispone de permisos para llevar a cabo dicha tala, la Consellería de Medio Rural inició una investigación sobre el asunto.

Las normativas de la administración autonómica y del ayuntamiento prohíben la corta de arbolado si no se realiza por entresaca o mondado. Y es que la finca arrasada en Serra se encuentra en zona calificada como "sitio costero sobresaliente de singular interés forestal y paisajístico" en las normas subsidiarias del ayuntamiento.

El delegado de Medio Rural en Pontevedra, Gonzalo Constenla, informó ayer de las pesquisas de los técnicos de su departamento ante las numerosas denuncias recibidas tanto de particulares como del propio Seprona. Constenla explica que las primeras demandas se referían a la finca de O Rapón, cuya tala y movimiento de tierras se produjo en agosto. Pero la reciente corta por parte de la comunidad de montes ha generado nuevas quejas de vecinos.

Tribunales

Los técnicos de la Dirección Xeral de Montes estudian las condiciones en que los comuneros han llevado a cabo la corta. El propio Constenla sospecha que la actuación de la sociedad mancomunada sobrepasa la legalidad. "Agora hai que comprobar se existen infraccións e delimitar as responsabilidades", explica el delegado.

Una vez se aclaren ambos puntos, el departamento de la Xunta trasladará el asunto a los tribunales con el fin de que apliquen la sanción correspondiente a los autores de los supuestos delitos contra el patrimonio natural.

Presión urbanística

La presunta comisión de un delito medioambiental no parece el único motivo por el que la consellería ha iniciado la investigación. Gonzalo Constenla incide en los "incidentes graves" acaecidos en las últimas semanas, en referencia a la quema del vehículo del portavoz del grupo municipal del BNG, David Giráldez. "Temos constancia de certa presión urbanística na zona", añade el delegado de la Consellería de Medio Rural.


Atrás
Nova Anterior Índice dos Recortes Nova Seguinte