Acceso directo á nova.
Salvemos Monteferro
Nova 1404


GALICIA

26/06/2009 | Primitivo Carbajo | VIGO


Los ediles del PSOE firman la censura al BNG en Gondomar


Los cuatro concejales del grupo socialista del Ayuntamiento de Gondomar se sumaron a la moción de censura presentada ayer contra el regidor Antón Araúxo (BNG) por "inoperante" y "despectivo". Araúxo será relevado en la alcaldía por el popular Martín Vicente Urgal. La moción, promovida por el PP, será debatida el 7 de julio y los ediles socialistas serán expulsados del partido así sea aprobada.

Martín Vicente Urgal, director de una sucursal bancaria en el municipio, ocupó el número 2 de la lista del PP en las elecciones locales y su elección como candidato para desbancar a Araúxo, en lugar del cabeza de lista, Carlos Silva, ha sido determinante para que la moción de censura haya prosperado. Silva está condenado a año y medio de prisión y a ocho de inhabilitación como autor de un delito de prevaricación urbanística. En su mismo caso y con igual condena se encuentra otro de los concejales del PP, Ángel Gregores. La sentencia que condenó a ambos y a los otros cuatro ediles populares del anterior gobierno local fue recurrida y aún no es firme.

Contra el partido

La moción de censura fue firmada ayer por seis concejales del PP (todos menos Silva), los cuatro socialistas y un independiente. Pablo García, secretario de organización del PSdeG, reprobó la actitud de sus ediles en Gondomar, manifestó "la absoluta desvinculación" del partido con la iniciativa, "que no comparte ni la ejecutiva del PSdeG ni la ejecutiva socialista local", y consideró que, tanto ésta como otras mociones análogas instigadas por el PP, "son inaceptables y alteran la normalidad democrática, además de romper el pacto antitransfuguismo".

Antón Araúxo, "en estado de shock", reafirmó ayer su convicción de que "esta maniobra sólo obedece a la necesidad de defender determinados intereses urbanísticos". El portavoz nacional del BNG, Guillerme Vázquez, atribuyó la moción a la intención del PP de "trajinar otra vez el urbanismo" ya que "no hay desgobierno ni demanda social" que la reclamen.

"Se trata de recuperar las prácticas corruptas", subrayó Vázquez, frente al BNG, "que desterró la corrupción urbanística" del municipio. También reclamó al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, un pronunciamiento sobre el asunto: "¿No decía él que un condenado no aguantaría ni cinco minutos en su partido?", ironizó.




Atrás
Nova Anterior Índice dos Recortes Nova Seguinte